Construcción y electrificación viviendas en la comunidad de D`Espagne, Alto Voldrogue, Grand Anse (Haití)

El proyecto ‘’ Construcción y electrificación viviendas en la comunidad de D`Espagne, Alto Voldrogue, Grand Anse (Haití)’’ es un proyecto de respuesta al terremoto del 14 de agosto 2021 que tiene como objetivo permitir a una familia afectada por el terremoto de conseguir una vivienda decente para vivir dignamente. La realización de este proyecto fue hecha en un contexto muy difícil.  El proyecto ha sido cofinanciado por el Ayuntamiento de Toledo, Diputación de Ciudad Reall y Oxfam Canadá.

  • Ante todo, hay que decir que el terremoto llego exactamente un mes después del magnicidio del presidente electo de Haiti. Esta catástrofe natural viene agravando la crisis humanitaria en la Grand’Anse en particular.

El derrumbe del puente de la Grand’Anse que es la única vía de acceso por tierra a la ciudad de Jeremie tenía muchas consecuencias sobre la realización de las actividades del proyecto. Tal como: el costo de los materiales de construcción, del transporte y del combustible fue doblado. Se observo un desabastecimiento de los productos en los mercados locales.

La situación de inseguridad de se instaló en el país desde el mes de junio 2021 ha afectado el funcionamiento normal del país por la proliferación de las pandillas en Puerto Príncipe que en el día de hoy están ganando más territorios en todo el país. En Puerto Príncipe, desde al final del año 2021 se registro entre 10 y 15 casos de secuestros diariamente por los grupos armados. Esta situación ha provocado el desplazamiento masivo de las familias de Puerto Príncipe hacia otras provincias del país cuya la Grand’Anse no se salva.

  • La crisis socio política que se instaló en el país desde 2018 con la ruptura del programa Petrocaribe, se agravoa después de la muerte del presidente la republica con la instalación de un gobierno ilegitimo por la comunidad internacional sin un acuerdo previo con todos los actores políticos del país. En el día de hoy, la crisis se empeora con las decisiones impopulares del gobierno que trata de imponer la política del FMI al pueblo empezando por el aumento por mas de 130% del precio del combustible en el mercado. Esta decisión ha generado muchos descontentos populares desde el 12 de septiembre pasado. Las calles son bloqueadas, los hospitales no funcionan por falta combustibles, las instituciones públicas y privadas no pueden funcionar, muchas de las ONGs en la Grand’Anse, en el Sur, en Sur Este, en Artibonite y en el Norte del país fueron saqueadas por las personas que protestan en la calle. Haití está atravesando una crisis humanitaria sin precedente.

  • El  Colera, que hizo su reaparición en el país desde hace más de 3 semanas, viene complicando la situación del sistema de salud del país que fue paralizado desde el mes de septiembre y que no estaba en capacidad de hacer frente a la pandemia de Corona Virus.

El último informe de la Coordinación de Seguridad Alimentaria realizado con la IPC demuestra que el país está atravesando una crisis de inseguridad alimentaria que requiere una intervención de emergencia, donde la región de la Grand’Anse es de las más afectadas.

  • Es en este contexto bastante difícil e inestable que la FNGA tuvo que construir una casa para la familia Renoit Sylias que vive en la comunidad Maleti, Haute Guinaudée. Hubo que tomar decisiones estratégicas para poder mantener el funcionamiento de la FNGA y garantizar la presencia de nuestro personal técnico en terreno para brindar apoyo a las comunidades vulnerables. 

La actividad a realizar era específicamente la construcción de una casa para una familia que fue victima del terremoto del 14 de agosto del 2021. Es en este sentido bajo los criterios de vulnerabilidad definidos que la familia Renoit Syllias que vive en la comunidad Maleti, Alto Guinaudée, municipio Jeremie fue beneficiada de este proyecto de construcción de una casa familiar. El proyecto fue realizado en la comunidad Maleti porque es una comunidad de muy difícil acceso y que no cuenta con el apoyo de ninguna otra organización no gubernamental ni del gobierno tampoco. Allí las familias son muy vulnerables y no recibieron ningún apoyo después del terremoto. Solo la FNGA con el apoyo de sus socios, entre los cuales se encuentra SoDePaz, ha realizado actividades de instalación de parcelas, distribución de filtros de tratamiento de agua, distribución de kits higiénico, actividades de ganadería con la distribución de cabras, actividades de transferencia monetarias para ayudar a esta comunidad vulnerable a mejorar sus condiciones de existencia.